La perseverancia es una destreza o habilidad que se aprende y el sistema escolar no la puede modelar también como lo puede hacer la guía y persistencia de una madre o padre comprometido.  Perseverar es la habilidad de mantenerse constante en cualquier emprendimiento. Créame esta es la clave para tener éxito en la vida.   

“No he fracasado. He encontrado 1.000 maneras que no funcionan.”  Thomas Edison (1847- 1931)

La perseverancia es una destreza

 Las madres y padres son los mejores guías para la adquisición de la perseverancia.  Debido a que para desarrollarla se requiere tiempo y consistencia algo que por lo general ocurre de forma natural en un núcleo familiar.  De forma general y figurativa un buen ejemplo de perseverancia puede ser la actividad de realizar un rompecabezas: 

  • Primero:  Escoger el tipo de rompecabezas con nivel de dificultad e imagen a gusto; Determinar el objetivo.  
  • Segundo:  Emprendes la misión con una idea de saber a donde debes llegar; Determinar la estrategia.  
  • Tercero: Comienza el reto de buscar las piezas, muchas veces se hace difícil conseguirlas, pero con perseverancia las piezas aparecen a simple vista cada vez más fácil; Proceso de aprendizaje.
  • Cuarto: Logras completar la imagen, sientes el orgullo y satisfacción de haber perseverado; Logro.

Enseñanza para la niñez

Créame la perseverancia aplica para casi todo en la vida.  Lo primero es visualizarse hacia a dónde quiere llegar, luego haces un plan, lo intenta hasta lograrlo y todo lo que se necesita es firmeza, dedicación, consistencia y esfuerzo. Ciertamente palabras que nos gustaría ver desarrolladas en toda la niñez y jóvenes.

La mayoría de las madres y padres aspiran a que sus hijas o hijos desarrollen su potencial.  Ya sea  con algún deporte o actividad extracurricular para invitarlos a moverse y ejercitarse y en ese proceso aprender a perseverar.   Aunque ciertamente no a todas las niñas o niños les gusta salirse de su área de comodidad.  Muy bien se les puede motivar para mostrarles lo importante que es tener un objetivo y lograrlo.  En la perseverancia está el éxito.

Enfrentar el fracaso es perseverar

En el proceso de aprender es muy normal equivocarse y errar.  Madres y padres tienen la responsabilidad  de mostrarle a la niñez cómo se puede superar cualquier situación difícil o fracasó desde las vivencias propias de la vida cotidiana. La actitud con que se manejan los momentos de reto será la manera que las hijas e hijos la manejaría. Usted es un modelo a seguir y por lo tanto un gran influyente.  Enseñarle a la niñez a entender que el fallar no es sinónimo de fracasar en la vida, sino que el éxito no es fácil, pero con la perseverancia lo puede lograr.  Siempre me gusta utilizar el ejemplo de Thomas Edison.  Un inventor que luego de miles de fracasos,  perseveró y hoy día es reconocido como uno de los más grandes inventores de la humanidad.  Gracias a eso es común la electricidad en los hogares.  

“Las personas no son recordadas por el número de veces que fracasan, sino por el número de veces que tuvieron éxito.” Thomas Edison (1847- 1931)

Los deportes para practicar perseverancia

Mi recomendación por excelencia para desarrollar las destrezas de la perseverancia son los deportes.  Claro está, investigue las opciones adecuadas para su hija o hijo antes de escoger algún deporte, clínica o lugar.   Sobre todo, tome en consideración  las habilidades, debilidades y emociones de la niña o niño. ¡Estos son  factores muy importantes! Con los avances tecnológicos, cada día son más las opciones de entretenimiento sedentario que tiene la niñez.  Los videojuegos, la televisión, los dispositivos móviles tienden a ser los favoritos por la comodidad y el poco riesgo que implica para ellas y ellas.   

Como todo lo nuevo al principio las niñas y niños se pueden sentir intimidados. Especialmente  cuando no están seguras/os sobre cómo jugar o cuáles son las reglas.  Esto les puede causar inseguridad,  decepción y falta de interés.  Aquí es cuando su rol como motivador, se hace más importante. Como madre o padre usted  puede dedicar tiempo a explicarle o practicar juntos  cómo son las reglas del deporte  o actividad escogida.  Así, cuando sea el momento de las prácticas se sienta en más confianza con la actividad nueva y evitar el abandono y el desánimo.

Contrarrestando la deserción

Por lo general, niñas y niños entre las edades de 6 a 7 años se les dificulta seguir instrucciones, aprender las reglas del deporte o la dinámica de juego.  Estos factores pueden ser parte de  las razones por la que muestran falta de interés a la nueva actividad.  Observe las siguientes recomendaciones:

Contrarrestando la deserción

El factor determinante para que las niñas y niños perseveren en la nueva actividad  es su presencia y apoyo.  Cuando las madres y/o los padres están presente, esto los motiva, los hace sentirse amados y apoyados. Ese apoyo es muy positivo e importante para crear lazos de fidelidad que le acompañarán toda la vida. Luego esto se convierte en una cadena de relaciones saludables que se duplicará con sus generaciones futuras.

“El primer requisito para el éxito es la capacidad de aplicar tus energías físicas y mentales a un problema, sin cesar y sin cansarte.”Thomas Edison 

La perseverancia y la lectura.

Ya hemos hablado lo importante de hacer una rutina para desarrollar la imaginación y sobre la importancia de la lectura y escritura en la vida de las niñas y niños.  Hablemos de la importancia de ser perseverantes en estas actividades.  Las enseñanzas de la perseverancia no tan solo aplican al deporte, más bien debemos aplicarlo a todas las áreas de vida de la niñez.  

La influencia de las madres y padres en lograr cualquier objetivo es trascendental.  Muchas veces esta motivación es el enfoque que necesitan para seguir hacia adelante.  Así que mientras modelas perseverancia a tus niñas y niños lo haces para ti misma o mismo. Tome en cuenta que lo placentero y satisfactorio es lo que motiva a repetir. Así que modelar a tu hija o hijo  la importancia y lo bueno de la lectura, hace una gran diferencia.  No es importante donde lo haga, ya sea en las vacaciones, en el avión o antes de dormir; sí lo es sacar el tiempo ya sea para ir a biblioteca o ir a las librerías a comprar libros.  En fin, hacer de la lectura un elemento  importante y satisfactorio  dentro de la vida familiar.  

Casi siempre el punto de mayor preocupación entre madres y padres es referente a los estudios.  Permítame añadir que la lectura  es otro de los puntos a lo que debe estar muy atento.  Buenos hábitos de lectura fomenta a que su hija o hijo lea más de forma independiente, leerá más fluido,  no se sentirá intimidada/o y en general tendrá una mejor autoestima.   Por tanto mejor desempeño en sus estudios.  Motive a su hija o hijo a desarrollar una relación saludable con la lectura. Para las niñas y  niños que no les atrae mucho el  leer. Se puede descargar o acceder a aplicaciones divertidas que les enseña a cómo aprender de una forma divertida. Un ejemplo es MaLé  Sistema de Lectura.  Una opción divertida mientras viajas o vas en el carro. 

Incluya a las y los pre adolescentes y adolescentes

Algo muy común entre madres y padres es pensar que esta línea de pensamiento solo aplica a niñas y niños en edad preescolar o primeros grados.  Las rutinas de leer en voz alta, compartir lecturas e insistir en el fomento lector también aplica igual para pre adolescentes y adolescentes.  Los beneficios para ellas y ellos es tanto como cuando eran más chicas y chicos.  Amplían su vocabulario, se relacionan más con un ritmo de lenguaje más sofisticado, les ayuda a mejorar su pronunciación, amplía su punto de vista cultural y lo más importante es que fomenta el vínculo familiar en ese tiempo crítico de transición de la niñez a la adolescencia.

Una idea que les puedo compartir para facilitar esta encomienda es utilizar las películas.  Ejemplo Harry Potter, comparar la película con el libro, la cuales son especialmente atractivas para las y los jóvenes.   La clave es buscar  libros con los que ellas y  ellos se sientan identificados. Tome de referencia una película de interés, consiga el libro y al leerlo ellas y ellos se van a hacer la imagen,  las escenas en su mente y la encontrarán interesante. Luego lo pueden tomar como punto a debatir en familia. Créame es una dinámica diferente y divertida.  

Está comprobado que si haces algo durante 21 días corridos se convierte en un hábito. Perseverar en resumen es crear hábitos.

Por: Johana Irizarry, Psicóloga escolar
Summary
Enseña perseverancia a tus niñas y niños
Article Name
Enseña perseverancia a tus niñas y niños
Description
La perseverancia es una destreza o habilidad que se aprende.  Las madres y padres son los mejores guías para la adquisición de la misma. 
Publisher Name
MaLé Sistema de Lectura
Publisher Logo